sábado, abril 12, 2008

El ejemplo de una postulación.

Hoy, debería ser una de las máximas estar interconectado y lograr realizar todo, a través de la máxima identificación que tiene uno en la vida cívica: El RUT, RUN o CI. Con aquel número ampliado y certificado, se deberían resolver muchas de las solicitudes que se requieren para identificar a un individuo. Certificados de estudio, antecedentes, comerciales, currículo de vida y otras cuantas secciones más de obligaciones cívicas incluidas en un acceso único y perpetuo. No obstante aquello no ocurre por que la información está dispersa y atomizada por intereses económicos de los tenedores de la información y desconocimiento de un nuevo proceso de accesos y cobros.

En estos momentos, me ha tocado postular a un nuevo trabajo y las solicitudes del nuevo empleador me están abrumando y complican lo ágil que podría ser el acceso a mis propios antecedentes. Encontrándome con que mi vida está fraccionada y diseminada entre muchos operadores que, en estos tiempos, deberían estar integrados o conectados por un nodo único. Claro está que las necesidades económicas de los que atesoran mis datos, los conduce a cobrarme por el servicio de decirme quien soy y que he hecho. Sin embargo, si cada uno tuviera claro que un estamento gubernamental puede solicitarle los antecedentes de un individuo; se faculta un pago vía exención tributaria y/o pago electrónico yo, sin dudarlo, pondría a disposición del E° mis recursos para lograr obtener mis propios datos.

OGA (Operador General de Antecedentes) podría ser el nuevo corredor que tendría el ciudadano del futuro para solicitar en forma electrónica, ágil y segura sus antecedentes cuando sus movimientos en la vida –laboral en este caso- lo conduzcan a acceder a su base de datos. Siendo aquí el punto en donde se puede comenzar a hablar de la reunión de conceptos con la educación y el flujo de la información.

En estos momentos, Chile atraviesa uno de los más emblemáticos problemas de comunicaciones en el ámbito de la Educación. Tanto los antecedentes como la utilización de los hechos, nos han llevado a formularnos el inicio de una depuración y blindaje de los procesos educativos de hoy y el mañana. Tanto los que están operando como los que se deben a la supervisión, y son sindicados como los promotores del debacle educacional y traspié en el salto cualitativo para cimentar un prometedor futuro.

Los educandos están atomizados y se pierden entre tantos elementos que confluyen, hoy, para potenciar sus proceso educacionales. Dado que la diversidad es tan amplia como el Mercado mismo, se requiere concentrar y dar flujo único para que los procesos del mañana sean ágiles, seguros y certeros. Evitar al máximo entropías de bases de datos no compatibles, de difícil acceso y entrabadas por burocracia económica.

El tener un sistema de comunicación fiable y concreto con las reacciones educacionales de un momento determinado. Realizar infinitos cruzamientos de la información y poder establecer parámetros, patrones y secuencias de un contenedor digital, autorizará a que en el futuro la instantaneidad del acceso los datos pueda dar prontitud a la corrección.

Para ello están concebidos los reactores nucleares digitales débiles (RNDD). Para ser emplazados en donde las oportunidades están regadas y no explotadas. Los que lo deseen y necesiten; además de los que puedan observar, tempranamente, que serán sus propias acciones de decantación, averiguación, búsqueda, confección, etc. digital lo que agilizará un cambio rápido de las funciones y/o acciones.

Atte.

HSQO CAEC

1 comentario:

Anónimo dijo...

See Please Here

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.